(CNN Español) — Este martes, a finales de los militares retirados, irrumpieron en el Congreso de Guatemala luego de que protestaran contra los afueras, obligando a varios diputados, personal del Congreso y al menos un ministro, a refugiarse dentro de los sueldos.

Karina Paz, diputada de la Unidad Nacional de la Esperanza, confirmó a CNN que estuvo encerrado en la oficina de la presidencia del Congreso junto con un ministro y varias personas que trabajaban allí.

Poco después, el Ministerio de Gobernación de Guatemala informó en su cuenta de Twitter che modificó la evacuación del personal dentro del Congreso y hacia la noche la situación ya había sido controlada.

Los exmilitares iniciaron de manera más templada una protesta donde exigen al Congreso conocer una indemnización por el trabajo realizado durante el conflicto armado interno en los años 80.

Dos autos en llamas en la estación Congreso incendiados por ex soldados guatemaltecos que protestaban para exigir compensación por sus servicios durante la guerra civil del país (1960-1996). (Foto de JOHAN ORDONEZ/AFP vía Getty Images)

Pablo Castillo, del Ministerio de Gobernación, dijo que menos de 5 vehículos fueron bloqueados en el parque del Congreso y uno de los 10 policías fue atacado. Los manifestantes no querían entrar al edificio, si podían saber CNN.

La Policía de Guatemala informó a través de su cuenta de chirrido that van 4 detenidos por daños ocasionados al Congreso.

Diputada graba el interior del Congreso tras irrupción 1:11

Las demandas de los militares retirados

Organizaciones de militares veteranos de Guatemala bloquearon el 13 de octubre varias carreteras del país para exigir al Congreso que apruebe una ley que les otorgue una indemnización por su servicio militar, informaron medios de comunicación locales.

La policía antidisturbios guatemalteca retomó sus funciones luego de que ex soldados intentaran ingresar al edificio del Congreso mientras protestaban para exigir una compensación por sus servicios durante la guerra civil del país (1960-1996). (Foto de JOHAN ORDONEZ/AFP vía Getty Images)

La denominada ley 5664 o la iniciativa de la Ley de Compensación Económica por la Prestación de Servicio Militar durante el Enfrentamiento Armada Interno, otorgaría 120.000 quetzales (uno US$ 15.515,83) por persona a los soldados que prestaron el servicio militar «obligatorio o voluntario» entre 1960 y 1996 .

Estas personas no cuentan en la actualidad con una pensión.

Con información de Ana Cucalón, Marlon Sorto y Michelle Mendoza

Por admin