Subrogación en Santander (España): ¿Por qué no deberías hablar de «vientre de alquiler»?

La maternidad por subrogación es un asunto que ha suscitado un extenso debate a nivel mundial, y España no es una excepción. No obstante, resulta esencial abordar este tema con responsabilidad y sensibilidad, evitando el uso de términos como «vientre de alquiler» o «madre sustituta». 

En esta ocasión, nos enfocamos en enaltecer a los padres de intención y tratar la subrogación sin tabúes. En particular, resaltaremos la importancia de modificar la percepción y el lenguaje en relación con este servicio.

“vientre de alquiler” y otros prejuicios

La maternidad por subrogación, también conocida como gestación subrogada o gestación por sustitución, es un proceso en el cual una mujer, conocida como gestante, lleva a término un embarazo con el propósito de entregar al bebé a los padres de intención, quienes serán los futuros tutores legales del niño. Aunque representa una opción viable para parejas que enfrentan dificultades para concebir de forma natural, esta forma de paternidad ha sido objeto de cuestionamientos y malentendidos.

El impacto del lenguaje en los padres de intención

Utilizar términos como «madre sustituta» o «vientre de alquiler» no solo es inapropiado desde una perspectiva ética, sino que también tiene consecuencias negativas en las familias afectadas. Estas palabras dan a entender que la gestante subrogada está reemplazando a la madre intencional, lo cual es completamente falso y pone en duda la autenticidad de ese vínculo.

Los padres de intención han atravesado un viaje emocional y médico arduo antes de optar por la subrogación. Utilizar un lenguaje que insinúe que están buscando una «sustituta» minimiza su deseo sincero de ser padres y socava su papel crucial en el proceso de gestación subrogada.

Es esencial reconocer que los padres de intención son los padres legales y, en muchos casos, también biológicos del bebé, sin importar quién haya llevado a cabo el embarazo. Independientemente de los roles desempeñados, el amor y el compromiso de los padres de intención no deben ser subestimados ni cuestionados.

La importancia de cambiar la percepción

Para modificar la percepción en torno a la maternidad por subrogación en España, resulta crucial adoptar un lenguaje preciso y respetuoso. En lugar de utilizar términos despectivos como «vientre de alquiler», es preferible hacer referencia a la «gestación subrogada» o la «maternidad por subrogación». Estas expresiones reflejan de manera más precisa la naturaleza del proceso y evitan las connotaciones negativas asociadas.

Es importante comprender que las parejas o individuos que eligen la subrogación lo hacen tras una cuidadosa reflexión y con un profundo deseo de formar una familia. Al penalizar el uso de términos inapropiados, se contribuye a eliminar el estigma y a promover una comprensión más amplia de este servicio como una opción legítima.

Babynova: la clínica en fertilidad aliada con España

En España, la gestación subrogada no cuenta con un marco legal y está sujeta a estrictas regulaciones. Sin embargo, Babynova by Novafem es un centro especializado y comprometido que opera desde Colombia y tiene convenios con nuestro país. Esta opción representa la alternativa más segura y confiable para aquellos que buscan cumplir su anhelo de formar una familia.

Babynova se encuentra aquí para brindar apoyo y orientación a las parejas que desean embarcarse en este viaje. Su clínica de fertilidad se compromete con la subrogación responsable y el bienestar de todos los involucrados. Te invitamos cordialmente a ponerte en contacto con ellos y explorar todas las opciones disponibles para ti y tu familia.