Las autoridades holandesas, demandadas por aerolíneas como KLM por negarse a las restricciones aplicadas desde noviembre, perdieron. Pero, a largo plazo, el tribunal reconoció que el aeropuerto de Schiphol bien podría reducir el número de vuelos.

Por admin