miércoles, junio 12

refriegas y gases lacrimógenos antes de una junta general

La reunión general de TotalEnergies, el viernes 26 de mayo, promete estar llena de acontecimientos. Desde la madrugada, incluso antes de su inauguración, estallaron rifirrafes entre los manifestantes climáticos y la policía, mientras también están presentes accionistas que también discrepan de la política climática del grupo francés especializado en hidrocarburos.

Decenas de activistas intentaron ingresar al tramo de calle que pasa frente a la Salle Pleyel, donde se realizará la asamblea general, en los hermosos distritos de París. Algunos de ellos, que se habían sentado frente a la entrada, fueron desalojados por la policía, lo que provocó refriegas, según un periodista de la Agence France-Presse (AFP).

La policía también utilizó botes de gas lacrimógeno. Después de tres avisos en menos de un minuto por megafonía, la policía lanzó gases lacrimógenos en medio de un grupo de activistas que estaban sentados en el suelo. Una coalición de ONG había pedido que se bloqueara la reunión y decenas de activistas ocuparon las entradas de la rue du Faubourg-Saint-Honoré, cantando en particular “Lo que queremos es derrocar a Total” Y «uno, dos y tres grados, es Total que tenemos que agradecer».

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores ¿Quién todavía quiere trabajar para TotalEnergies? Estudiantes de secundaria rechazan el sector de los combustibles fósiles

Las autoridades esperan entre 200 y 400 activistas

La reunión llega al final de una temporada de tormentosas asambleas generales (GA), donde los activistas han multiplicado las acciones contra grandes grupos, como los competidores Shell y BP o el banco Barclays, acusados ​​de financiar la expansión de proyectos de hidrocarburos. Todo en un contexto de ganancias asombrosas: juntas, las grandes BP, Shell, ExxonMobil, Chevron y TotalEnergies registraron más de 40 mil millones de dólares en ganancias este trimestre, después de un grandioso año 2022.

Muestra de las tensiones esperadas, TotalEnergies prohibirá a los accionistas y periodistas el uso de sus teléfonos móviles, y les obligará a dejar determinados efectos personales en la entrada. El grupo quiere evitar especialmente el escenario caótico del año pasado, cuando los activistas de las ONG no impidieron que los accionistas asistieran a la Asamblea General.

Las autoridades esperan la presencia de 200 a 400 activistas, que “Absolutamente quiero evitar la celebración de la Asamblea General”según una fuente policial. «La Junta General de Accionistas de Total no tendrá lugar»De inmediato lo advirtieron a finales de abril en un foro los signatarios 350.org, Alternatiba, Amigos de la Tierra, ANV-COP21, Attac, Greenpeace, Científicos en Rebelión y XR. “Esta asamblea general pretende perpetuar la estrategia petrolera: siempre más proyectos fósiles y un reparto justo de las superganancias que alimentan la injusticia climática y social”ellos denuncian

Entre los temas candentes, los aproximadamente 1,5 millones de accionistas individuales, presentes o en línea, están siendo llamados a votar sobre una resolución consultiva otorgada por la organización activista de accionistas Follow This, que aborda principalmente el CO indirecto.2. Es decir, los relacionados con el uso de petróleo por parte de sus clientes en automóviles o para calefacción (alcance 3 en contabilidad de carbono), el equivalente al 85% de su huella de carbono.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Proyecto TotalEnergies en Uganda: decepción de las ONG tras el rechazo de sus solicitudes consideradas «inadmisibles»

Conflicto por dos resoluciones climáticas

La organización pide a Total que alinee sus objetivos de reducción con el acuerdo de París de 2015, para limitar el calentamiento global a +1,5 °C en comparación con la era preindustrial. Entre esta coalición de 17 inversores que poseen casi el 1,5% de TotalEnergies se encuentran La banque PostaleAM, Edmond de Rotschild AM, La Financière de l’Echiquier.

El grupo recomienda votar en contra, juzga la resolución «contrario a los intereses» de TotalEnergies, “de sus accionistas y clientes”. No obstante, el mayor promoverá sus esfuerzos por el clima y pide a sus accionistas que «voto a favor» de su propia resolución climática. Esta estrategia oficial se centra sobre todo en sus emisiones directas, derivadas de su funcionamiento y las relacionadas con la energía que consume (las denominadas “dominio 1 y 2”).

Si bien el grupo no tiene previsto reducir drásticamente sus emisiones directas durante la década, pretende evitar un tercio de sus inversiones en energías bajas en carbono y alcanzar los 100 GW de capacidad eléctrica renovable en 2030. “Son los ingresos de los hidrocarburos los que nos permiten invertir masivamente y desarrollar las renovables”argumentó el miércoles el consejero delegado, Patrick Pouyanné, en una entrevista con la revista Desafíos.

Lea la columna: Artículo reservado para nuestros suscriptores «Nosotros, científicos y expertos, hacemos un llamado a los accionistas de TotalEnergies para que voten en contra de la estrategia climática de la firma»

El grupo está presente en numerosos proyectos de gas natural licuado y petróleo, en Emiratos Árabes Unidos, Irak, Papúa y Uganda, con el controvertido proyecto de oleoducto calentado Eacop que se ha convertido en un símbolo mediático de la lucha contra el petróleo. » Seguro [n’]no supe anticipar»a concedido el Sr. Pouyanné a Desafíos sobre esta polémica, que se suma a muchas otras para el grupo, criticado también por su beneficio récord de 20.500 millones de dólares (19.120 millones de euros) en 2022, sus impuestos en Francia o el sueldo del consejero delegado. Un aumento del 10% en su compensación para 2023 también está en la agenda de la junta general.

El mundo con AFP