martes, mayo 28

Las quiebras de empresas vuelven a su ritmo anterior a Covid

Cayendo a su punto más bajo durante la pandemia de Covid-19, las quiebras de empresas volvieron a sus niveles previos a la crisis en el primer trimestre de 2023, según las cifras publicadas por el grupo Altares el lunes 17 de abril. La cifra de 14.317 fallos, registrada por los juzgados de lo mercantil en los tres primeros meses del año, un 43,6% más que en el mismo periodo de 2022, equivale a la de principios de 2018 y se sitúa dentro de la media de los últimos veinte cinco años.

Es probable que se mantenga por debajo del pico de 17 000 fallas registradas cada primer trimestre. «entre finales de 2009 y hasta 2017», tras la crisis financiera, según datos de este grupo especializado en información empresarial. Esta “normalización” no sorprende dada la desaceleración de la actividad económica y el impacto de la inflación. La réplica en el consumo de los hogares (−0,5% en el 4T 2022) está penalizando en particular los servicios minoristas y personales.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Grandes cadenas de ropa víctimas de cambios en el comportamiento de los clientes

Los sectores más afectados por las quiebras también están casi a la perfección el estado de la economía. Los negocios de alimentación (supermercados, tiendas de alimentación, etc.), la restauración, que registra su peor puntuación desde 2016, las peluquerías y los centros de belleza, que están experimentando una aceleración de los defectos más rápida que otras actividades, más orientadas al negocio.

El sector inmobiliario también se distingue por un repunte de las quiebras a principios de 2023: 192 agencias inmobiliarias (+96%) y 87 promotoras (+107%) han bajado el telón desde enero, un fenómeno a destacar. la caída de los precios inmobiliarios, la ralentización de las transacciones y la subida de los tipos de interés. Por el contrario, el sector de la construcción, la industria manufacturera y la agroalimentación, así como la agricultura en general, se mantienen bien.

Las insolvencias se aceleran en las filas de las pymes

En términos de perfiles comerciales, si bien las quiebras se han concentrado desde mediados de 2021 en las VSE, las quiebras parecen acelerarse en las filas de las pymes. El sector textil-confección, con algunas marcas emblemáticas, está especialmente preocupado. En total, 59.000 puestos de trabajo están amenazados, estima el grupo Altares. Si excluimos de este total el caso particular del grupo Orpea, en procedimiento acelerado de salvaguardia, podrían aparecer 47.000 puestos de trabajo tras estas quiebras. “La vuelta a la situación pre-Covid ya está ahí, ahora es 2018 y sus 55.000 defectos que están a la vista “dice Thierry Millon, director de estudios de Altares.

Te queda por leer el 26,12% de este artículo. Lo siguiente es solo para suscriptores.