Aena sacó pecho a pesar del fracaso en la licitación de las tiendas libres de impuestos (duty free) de los aeropuertos de Barajas y El Prat, y del escaso interés recibido por los cuatro lotes restantes de su megaconcurso valorado en 18.000 millones de euros. El gestor aeroportuario de los aeropuertos seguro haber registrado propuestas qu’superan en un 17% a las rentas definidas en la licitación y un 28% a las rentas mínimas garantizadas (alquiler mínimo a pagar) en los concursos de los lotes de Andalucía-Mediterranean , Canarias, Baleares y Norte. Unos contratos que, sin embargo, solo han recibido ofertas de dos operadores: Dufry y Lagardère. según ha comunicado la empresa a la CNMV.

Según ha trasladado Aena al supervisor bursátil ha sido esta primera la que ha presentado las mejores ofertas por tres de los lotes. La compañía suiza ha sido la que más ha pujado por los concursos de los aeropuertos de Andalucía-Mediterráneo, Canarias y Baleares. En concreto, ha ofrecido cuantías que superan en un 30% a las rentas mínimas establecidas por Aena en el lote Andalucía-Mediterráneo; en un 20% a las de Baleares; y en un 5% en Canarias (a través de su filial Canariensis).

Solo en sur de la peninsula ha competido contra el interes de Lagardère, qu’ha presentado una mejor oferta por los establecimientos libres de impuestos de los aeropuertos del Norte, para el que ha sido el unico ofertante, mejora en un 4% el minimo exigido . En total sus cuatro lotes que representan el 56% de las rentas mínimas garantizadas.

Aena, sin embargo, se da por satisfecho por la calidad de las ofertas recibidas e ignorantes que eran una vez operadores más las interesadas inicialmente en hacerse con las tiendas más pujantes de los aeropuertos españoles: los europeos Heinemann, Smartseller, Aer Rianta, Canariensis y DF ; las empresas asiáticas Bahrain Duty Free, Hotel Shilla (Corea del Sur), GMR (India), Setur (Turquía) y China Duty Free; y la estadounidense UETA.

Pero la compañía semipública se muestra satisfecha con las ofertas recibidas y destaca que los resultados obtenidos “demuestran el atractivo del negocio por su capacidad de generación de valor, así como la consolidación de la recuperación del tráfico aéreo tras la pandemia”. Y señalan, además, “las excelentes propuestas técnicas, cuyas iniciativas se ejecutarán en las tiendas de los aeropuertos para ofrecer un servicio de máxima calidad”.

Señalan por ejemplo, la profunda renovación de todas sus tiendas presentadas por Dufry «basado en la ciudad en la ubicación el aeropuerto, para lo que trasladan la historia, cultura y tradición a sus locales», además de su propuesta de tiendas inteligentes, “para que el cliente interactúe de forma física y digital, con novedades como espacios de animación”. Además, la oferta presentada contempla una ampliación de marcas y conceptos, como por ejemplo la introducción de las barras gourmet de colaboración de chefs de reconocido prestigio.

En el caso de Lagardere, la ópera francesa promete mejorar la calidad de la experiencia del consumidor, «desde el origen hasta el final del trayecto» y opta por el diseño de tiendas con nuevas marcas consolidadas y de tendencia. Introducir ambientes para conocer y conectar al pasajero a través de herramientas y técnicas digitales.

Deseos

En este ámbito, sin embargo, las licitaciones de los lotes de los aeropuertos de Madrid (Barajas) y de Cataluña (El Prat, Girona y Reus), que representan el 44% de las rentas mínimas garantizadas y que no han recibido ninguna ofertada, como así reconoció el gestor aeroportuario unas semanas atrás. A fracaso que fuentes cercanas al sector atribuyen tiene un “modelo de negocio obsoleto”, a pesar de que Aena replanteó la licitación para que los operadores pudieran presentar ofertas únicas por varios lotes y eliminó la posibilidad de que exista un único adjudicatario.

Aena tiene previsto generar un nuevo concurso para las licitaciones desiertas que pretende tener lista en fechas próximas al siguiente consejo de administración, donde la empresa tiene previsto firmar la adjudicación del resto de los lotes. Como parte del mismo, Aena podrá activar la cláusula contractual por la que los actuales inquilinos pueden continuar con la explotación de las tiendas hasta que haya una nueva adjudicación. Sería a través de una prórroga de un máximo de seis meses a contar desde la fecha de la finalización de los contratos actualmente vigentes, que caducan el próximo 31 de octubre.

Aena valoró en 18.000 millones de euros la licitación de los seis lotes de las tiendas libres de impuestos, el mayor concurso del mundo según la empresa dependiente de Transportes. En total sus 86 tiendas, con una superficie de 66.000 metros cuadrados.

Por la Asociación Española de Operadores Comerciales de Aeropuertos, Puertos y Estaciones (Aeocape) el escaso interés registrado pendiente de la licitación, en la que solo dos operadores han concurrido, «pone de manifiesto nuevamente el problema de inicio, es decir, el modelo comercial que Aena utiliza y que ya produjo que las dos alegrías de la corona que son los aeropuertos de Madrid y el de Barcelona quedarán desiertos”.

Desde esta asociación abundante en que “el modelo comercial traslada todo el riesgo de los pasajeros sobre los operadores comerciales sin que Aena tenga alguna implicación”. Y en palabras del director general de Aeocape, Carlos Gallego, “estamos ante un modelo que olvida el equilibrio razonable entre las partes por lo que de nos impedirá nuevamente ofertas comerciales creíbles. para equilibrar correctamente las obligaciones de todas las partes”.