martes, mayo 28

interviene el ex redactor jefe Claude Angeli

“Pido un alto el fuego”. A los 92 años, Claude Angeli, decano de pato encadenado, algo así como la reserva que intenta mantener desde que Christophe Nobili reveló un probable empleo ficticio en el semanario. Mientras que el periodista es citado a una entrevista previa al despido, el viernes 7 de abril al mediodía, “Pido que se dé por terminado este procedimiento”insiste, preocupado por su colega, esta figura tutelar del “Palmipède”.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Con «Dear Duck», Christophe Nobili vuela en las plumas de su escritura

Desde hace varios meses, Desde El pato navega en una ola conflictiva por el hallazgo de su patito inquieto, y la denuncia contra X por abuso de patrimonio social y encubrimiento de abuso de patrimonio social que interpuso en mayo de 2022 bajo la condición de denunciante. El lanzamiento del libro que pagó por esta historia, querido pato, publicado a principios de marzo (ed. JC Lattès), convenció a su dirección de separarse de él. Aunque el Sr. Nobili, personal electo y representante sindical, es un empleado protegido. De acuerdo con lo que exige este estatuto, se convoca de manera extraordinaria a los representantes electos del Consejo Económico y Social (CSE) el viernes a las 15 horas para que se someta a su consulta este proyecto de destitución -un voto positivo parece improbable-. Luego, el expediente debe enviarse dentro de las 48 horas a la inspección de trabajo, que tendrá dos meses para decidir.

Entre los pesares contra el señor Nobili estarían sus declaraciones a la prensa otorgadas en el marco de la promoción de su obra, que cabría «en violación tanto del convenio colectivo para periodistas como de la carta ética del ‘Pato'»indicó el domingo, en un correo electrónico, el comité de administración a los empleados. “De este mensaje se desprende que ya se tomó la decisión de despedir al Sr. Nobili, pica Joyce Ktorza, abogado hijo. Si bien la entrevista preliminar aún no ha tenido lugar, parece que no existe una preocupación real para crear las observaciones del Sr. Nobili. » Desde su punto de vista, lo obvio es obvio: “Esta es una medida de represalia. »

«Lástima si nos odiamos un poco por un tiempo»

«Todo el mundo tiene derecho a pensar lo que piensa del libro de Christophe, Recuperan a Claude Angeli, molesto al ver la imagen del diario «astillado» por este caso. No le estoy pidiendo a nadie que se coma el sombrero, pero tenemos que resolver esto internamente, sentarnos alrededor de una mesa y discutir. Lástima si nos odiamos un poco por un tiempo. »

El nonagenario aficionado a los temas de defensa lamenta que la gestión del Pato se pronunció en sus propias columnas en contra de la obra, sin permitir que los partidarios del Sr. Nobili también hablaran. Porque aunque algunos no hubieran optado por hacer público el asunto, si lo hubieran descubierto, eso no les impediría plantearse la posible contratación de Edith Escaro, durante veinticuatro años, sin contrapartida de un trabajo mucho más crítico. «Es un asunto Brimo, no un asunto Nobili»insiste Joyce Ktorza, apuntando al director general adjunto y director de la publicación Nicolas Brimo.

Te queda el 8,02% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.