martes, mayo 28

Indra entenderá a la compañía británica Park Air, especialista en comunicaciones aeroespaciales y defensa

Indra ha alcanzado un acuerdo vinculante con el grupo NG par la adquisición de una de sus filiales en Reino Unido, Park Air, especialista en sistemas de comunicaciones aeroespaciales y de defensa, según ha anunciado este viernes la compañía en un comunicado, en el que no desvela el asunto de la transacción

En concreto, Indra explicó que esta adquisición es complementaria y mejorará el mapa y las capacidades de la compañía que preside Marc Murtra en el ámbito de las comunicaciones civiles y militares.

Park Air es liderazgo en sistemas de radio de terceros y diseña, fabrica, suministra y da soporte a radios para la gestión del tráfico aéreo (ATM) y todo el mundo con dos líneas de productos básicos que sirven a los mercados civiles y militares.

Entre sus principales clientes se encuentran los proveedores de servicios de navegación aérea (ANSP), aeropuertos, integradores de sistemas y organismos militares gubernamentales. Las radios tierra-aire permiten la comunicación con la aeronave durante el despegue, la vista y el aterrizaje.

Indra ha detallado que no disponía de sistemas de radio propios, con lo que la adquisición comunicada este viernes amplía su cartera.

Además, Park Air e Indra participan simultáneamente en la licitación Nexcom Versión 3 (V3) de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos de América (FAA), programa para reemplazar las radios tierra-aire que actualmente están llegando al final de su vida útil.

Para el presidente de Indra, esta adquisición proporciona a la compañía capacidades de ingeniería y producción de sistemas electrónicos complejos.

En la misma línea, Murtra ha destacado que estas son «muy sinérgicas» con su cartera actual y pueden servir tanto para hacer crecer el negocio de la compañía con clientes actuales como para desarrollar nuevas líneas de negocio para los sectores aeroespacial, defensa y Movilidad.

Por último, Indra detalló que se espera que la transacción se complete en la segunda mitad de este año y que esté sujeta a las aprobaciones regulatorias habituales.