Los años que pasamos en la universidad suelen ser una de las mejores etapas de nuestra vida. Alcanzada ya la mayoría de edad, el estudio llega acompañado de muchas otras actividades que nos ofrecen los centros universitarios, en donde además crece claramente nuestro círculo de amistades. Más allá de lo que se pueda hallar en la ciudad donde se realizan los estudios, cada centro se esfuerza por ganarse la confianza de sus estudiantes y facilitarles lo máximo posible su adaptación a través de propuestas culturales, deportivas y sociales. Los centros creen que es a muy buena manera de conocer mas gente y crear comunidad.

En la Universidad CEU San Pablo sus múltiples actividades en la creación de clubes que unen a los alumnos por sus aficiones. “Generamos un ecosistema del alumno. Se lo viene a pasar bien. Aprende y trabaja con los mentores anteriores para ayudarte a hacer todos los ambitos”, dijo Ángel Bartolomé, vicerrector de Estudiantes y Vida Universitaria de este centro universitario. Debate, protocolo, moda, montaña, E-Sports, música, DJ, teatro, pintura y fotografía sus solos algunas de las temáticas de los múltiples clubs del CEU San Pablo. “Hay algunos clubs que nacen de los alumnos, como el de mode o el de E-Sports. La idea es que cada estudiante que tenga algo preocupado pueda venir a hacer su propuesta. Queremos impulsar sus angustias”, resalta Bartolomé.

Lo que más le gusta de estas actividades es la respuesta que ve en los alumnos. “Es una forma de desarrollar competencias. Toda esta vida universitaria se refleja y se vulca en ese currículo que te sirve a la hora de buscar un trabajo. Los preparamos para la vida”, subraya el vicerrector de Estudiantes. También es una buena forma para conocer a otros compañeros. “Sus encuentros fundamentales y es algo que se van a llevar, experiencias que los van a acompañar”, añade Bartolomé.

Gama de horizontes

Por la propia naturaleza de ESCP, en esta universidad el alumno vive verdadera experiencia internacional. Cuenta con seis campus y los estudios se deben realizar en al menos dos de ellos por lo que «lo normal es que hablen dos o tres idiomas ya nuestros alumnos les encanta viajar», explica Francisco Egaña, Director de Desarrollo de ESCP Business School en el campus de Madrid. Además de este aspecto, que también enriquece la vida universitaria, son muchas las actividades que se organizan en cada campus en los que hay diferentes clubes. Entre esas actividades destaca una que ya es toda una referencia ya que une a profesores, alumnos y personal. Se trata de una regata en Sicilia, una especie de convivencia que tiene muchos seguidores. Asimismo, conoció el concurso de Eurovisión que se organiza entre todos los campus. En el de Madrid, por ejemplo, hay un club de música y de deportes, entre otros.

“Cada año los alumnos pueden proponer la creación de una asociación que cuente con un mínimo de 10 alumnos y lo financiamos. Depende mucho de las iniciativas de los estudiantes y ningún año es igual a otro, va cambiando. En general hay bastante participación”, indicó Egaña. En más de 200 entrevistas de admisión que logramos al año aseguramos que un 30% pregunta sobre la vida universitaria que nos hemos encontrado. Les interesa cada vez más, quieren aprovechar la experiencia al máximo y más en el caso de ESCP donde el 95% de los alumnos es extranjero. En el campus de Madrid tenemos 60 nacionalidades”, resalta. En su opinión, estas vivencias “les aporta habilidades sociales que sa el 50% del éxito profesional. Tener empatía y ponerse en el lugar del otro est tan importante como los conocimientos teóricos”, concluyó.