Iba a ser una reunión general sin precedentes, una prueba para medir la influencia de ciertos inversores en la estrategia climática de Engie. No es del todo exitosa, pero, según los promotores de una mayor transparencia en temas ambientales, la experiencia habrá sido concluyente.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Calentamiento global: cómo la industria del gas hace lobby para defender su supervivencia

El miércoles 26 de abril, la mayoría de los inversores rechazó por más del 75% el acuerdo presentado unas semanas antes por dieciséis accionistas (1,9% del capital), que pretendía incluir en los estatutos de la sociedad una votación cada tres años sobre el clima del grupo. plan, y otro voto cada año sobre el progreso de su implementación. Pero este rechazo es, sin embargo, menos fuerte de lo esperado si excluimos el voto de la Agencia de Participación del Estado (APE) que representa el 23% del capital de Engie y el 33% de los derechos de voto. El accionista estatal se había alineado con las recomendaciones de la junta directiva de Engie, que había llamado a votar en contra.

“Si retiramos el APE, podemos considerar que cerca del 30% de los accionistas privados apoyaron esta resolución”respondió Antoine Laurent, gerente de defensa de la ONG Reclaim Finance. “Es una buena señal. Esto demuestra que los inversores están a favor de una generalización del «Say on Climate» [vote consultatif des actionnaires sur la stratégie climat] », él añade.

“Continuar el diálogo”

“La tasa es mucho más alta de lo esperado, y la tasa de abstención también se debe tener en cuenta en el cálculo. En definitiva, la proporción de accionistas (excluidos los accionistas mayoritarios) que apoyaron o se abstuvieron es significativa.agrega Luisa Florez, directora de investigación en finanzas responsables de OFI Invest Asset Management, administradora de activos que participó en la presentación de la resolución. “Un día, probablemente no muy lejano, este tipo de resolución llegará hasta el final”según ella. “El umbral es tal que la junta directiva no podrá ignorar las solicitudes de los accionistas”agrega Bertille Knuckey, Directora de Compromiso de los Accionistas y Gerente de Inversiones Sociales de Sycomore Asset Management.

Esta aplicación “ha ganado el apoyo de varios de nuestros accionistas, por lo que esto es algo que la junta tendrá en cuenta en sus reflexiones sobre cómo continuar el diálogo sobre estos temas climáticos”, estuvo de acuerdo Jean-Pierre Clamadieu, presidente de la junta directiva de Engie. De inmediato, el hecho de que haya una votación consultiva cada año le parece «prematuro»insistió, dada la complejidad del «referencias utilizadas» en términos de huella de carbono.

Te queda el 19,01% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Por admin