lunes, mayo 20

creará 1,1 millones de puestos de trabajo y el paro caerá al 10%

El Gobierno espera contar con un buen colchón sobre el que hacer descansar buena parte de las estimaciones altamente halagüeñas sobre el comportamiento de la economía y de las finanzas del Estado en los próximos tres años. Nuestros referimos al mercado laboral. El Programa de Estabilidad hasta 2026 que el Ejecutivo ha remitido a Bruselas recoge dos aspectos relevantes y optimistas sobre el empleo en España: en los próximos años se crearán 1,1 millones de puestos de trabajo y ello permitirá reducir la tasa de paro por debajo del 10% en 2026.

En concreto, el Gobierno señala que el conjunto de reformas adoptado desde 2018 «está transformando la función de producción de la economía española, acelerando el proceso de transición y corrigiendo los desequilibrios arrastrados durante décadas, especialmente en el ámbito del mercado de trabajo«. Y asegura que este proceso de modernización ha ido transformando la función productiva de la economía española, reduciendo en más de 2 puntos el muro estructural, en más de 5 puntos la temporalidad.

«Durante los próximos años, el efecto multiplicador de las reformas irá aumentando gradualmente, hasta reducir el paro estructural al 9.0% y alcanzar un aumento potencial del 1,6% a partir de 2024, el doble del estimado para la economía española en 2018 (0,8%)”, augura el Programa de Estabilidad.

Concretamente, el Programa proyecta que la creación del empleo durará todo el periodo, sumando 1,1 millones de puestos de trabajo equivalentes al tiempo completo hasta 2026. Gracias a la reforma laboral, se espera una reducción de la tasa del paro hasta situarla por debajo del 10% en 2026 (9,8%, concretamente).

Incremento de ingresos moderados

Sin embargo, el capítulo de ingresos que acompaña al carril de pronósticos plasmado en el documento publicado este viernes no refleja un avance tan exorbitado en términos de recaudación por Contribuciones sociales. Mientras que para el cierre de 2023 el peso de las cuotas abonadas a la Seguridad Social por parte de los trabajadores supondrán un 13,9% del PIB, en 2024 esta cifra ascendería hasta el 14% del PIB y invariable permanecería pendiente los dos próximos (2025 y 2026) sin superar ese volumen.

Según las proyecciones de esta rúbrica con afección a las cuentas de la Seguridad Social, ya para 2023 se espera que las cotizaciones a la seguridad social registren un incremento del 9,0% alcanzando el 13,9% del PIB«debido al buen comportamiento del empleo ya observó en el primer trimestre de 2023, à la plus, ya observable, de las condiciones de la contratación impulsiva por la reforma laboral, ya la subida del salario mínimo» – cifra en la que incluyen ya las estimaciones atribuidas a los elementos introducidos en la reforma de las pensiones, como mecanismo de equidad intergeneracional.