miércoles, junio 12

Una de cada veinte empresas españolas implementaría la jornada laboral de cuatro días

La última encuesta realizada por Hays, desvela que el 5% de las empresas de nuestro país tiene pensado implementar la jornada laboral de cuatro días. En Reino Unido, este porcentaje asciende al 17% de las organizaciones. Con el proyecto piloto del Gobierno, surgen dudas sobre si está cambiando la forma de organizar la semana desde la perspectiva del trabajo. Con estos nuevos impulsos, se cuestionan también los posibles beneficios y la aplicabilidad de esta tendencia.

El informe además reveló que el 93% de las personas empleadas afirman que les gustaría que su jornada laboral tuviera cuatro días. Auque el 70% de empresas españolas respondió que no están preparados to implement dicho modelo laboral porque no tienen la capacidad para hacerlo. Inquietudes, principalmente, de que ningún resultado productivo (39%) figura como nivel operativo (37%).

Los profesionales coinciden con la visión de las empresas. Según la encuesta el 44 % cree que su empresa no está preparada ya que sostienen que “Serie no productiva”. El 35 % de ellos también planta que la organización «no estaría preparada a nivel operacional». Siendo estas las dos principales razones por las que no creen que sus compañías vayan a implementar dicho modelo.

The reduccion de jornada iria de la mano con un recorte en el sueldo de los empleados según esta encuesta. El 47% de las empresas en España afirmaron que bajarían los salarios de sus equipos en caso de reducir el número de horas de trabajo semanales. No obstante, casi la mitad de los profesionales exponen que trabajar cuatro días facilitaría la consecución de sus objetivos de trabajo por el «aumento motivacional». Aunque el 39% considera que no tendrá ninguna repercusión y sólo el 14% piensa que esta modalidad laboral perjudicaría el cumplimiento de sus tareas. Las compañías, por su parte, tienen una opinión dividida en esta cuestión: el 48 % cri que sus equipos no llegarían a cumplir los objetivos, mientras que el 37 % piensa que sí lo harían.

Una posibilidad a considerar para la retención del talento

La cuestión de la retención de los empleados surge en un momento de la competitividad y el dinamismo del mercado laboral, en el que las empresas encuentran dificultades a la hora de incorporación y mantenimiento a los empleados que aportan valor a la empresa.

Según el informa, que una oferta incluyese una semana laboral de cuatro días, serie decisiva para el 71% de los profesionales a la hora de aceptar un trabajo. Así, la gran mayoría de los profesionales (95%) coincide en que otro de los beneficios que les aportaría esta modalidad es un «mjor equilibrio y conciliación entre su vida laboral y profesional».

A pesar del débat que ha generado, este modelo laboral se encuentra en periodo de prueba en algunas empresas de nuestro país. Aunque muchas son reacias a aplicarlo. Entre las que respondieron a la encuesta, el 32% cree que la tendencia «viene para quedarse», la mitad cree que seria dentro de entre dos y cinco años; y la otra mitad, que no ocurrirá hasta dentro de transcurridos al menos cinco años.