viernes, mayo 24

Telefónica supera los 10.000 millones de euros en facturación y bate todas las previsiones

Telefónica facturó 10.045 millones de euros en el primer trimestre de este año, un 6,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, la firma presidida por José María Álvarez-Pallete ubicada en facturación trimestral por encima de las previsiones de mercado, que estimaban unos ingresos para el periodo de 9.700 y 9.800 millones de euros.

Además, el beneficio neto de Telefónica fue de 298 millones de euros (-57,9% interanual). En ese sentido, tres factores (ninguno vinculado con la actividad comercial y del negocio) explican la disminución del beneficio neto, según ha indicado la compañía.

Durante un año, en el primer trimestre de 2022, hubo un plusvalía de 200 millones por la venta del 60% de su filial fibra en Colombia a KKR, al tiempo que también influirán «factores financieros», como la actualización de la puesta en la equivalencia de Virgin Media O2, que se queda en 188 millones de euros, contabiliza en el primer trimestre de 2022 72 millones.

A ello se suma una mayor contribución fiscal, dado que Telefónica pagó más impuestos en el primer trimestre del año, en concreto, 162 millones de euros, cuando en el mismo periodo del año anterior.

Asimismo, el resultado operativo de amortizaciones (Oibda) se sitúa en 3.121 millones de euros en el primer trimestre (-2,4% interanual), “logrando un nivel estable y constante gracias al crecimiento de los ingresos y al foco en la eficiencia”, ha señalado la empresa.

Con fuerza

“Hemos comenzado el año con fuerza, a pesar del enorme reto que conlleva el entorno económico global. Seguimos nuestro plan estratégico y sumamos un cuarto más de crecimiento acelerado de los ingresos en todas las regiones en las que Telefónica está presente”, ha destacado Álvarez-Pallete.

Además, ha resaltado que la empresa va bien encaminada hacia el cumplimiento de sus objetivos financieros para el conjunto del ejercicio. “Podemos confirmar igualmente la previsión de dividendo para 2023. Telefónica sigue cumpliendo su compromiso de reducción de deuda y continúa fortaleciendo su balance gracias a su capacidad de anticipación”, añadió el líder espada de la compañía.

Así, el operador ha destacado que estos resultados consolidan el desempeño positivo en los tres primeros meses del año de sus principales subsidiarias. En España elevó sus ingresos un 0,3%, hasta los 3.088 millones de euros, en Alemania aumentó un 8% (2.101 millones de euros) y en Brasil la facturación hasta marzo se situó en 2.282 millones de euros (+17,5% interanual).

Asimismo, en Reino Unido mejoró en niveles de crecimiento orgánico, alcanzando los 2.947 millones de euros, e Hispam siguió evolucionando en su objectivo de exposición maderera a la región modulada y sostenible.

En este contexto, la compañía también presentó incrementos generalizados de los ingresos en todos los segmentos y unidades de negocio en el primer trimestre del ejercicio “a pesar de las tensiones inflacionistas”.

Rebaja de la deuda

En el primer trimestre del curso, la deuda neta de Telefónica se sitúa en 26.443 millones de euros, un 3,5% inferior a la del año anterior existente, como consecuencia de la “fortaleza financiera” de la compañía y de la “caja generada” para las negociaciones”. De hecho, un 31 de marzo la generación gratuita de caja alcanzó los 454 millones de euros.

“Telefónica afronta el actual escenario de presiones inflacionarias y subidas de tipos de interés con una sólida posición financiera y liquidadora. Más del 80% de la deuda se encuentra anclada a tipos fijos, la compañía tiene cubiertos los vencimientos en los próximos tres años, la vida media de la deuda es de 13.2 años y la posición de liquidación se sitúa cerca de los 21.400 millones de euros. , explicó la empresa.

La operadora cuenta este trimestre con una base de clientes de 383,6 millones, un 4,15% más que hace un año y un crecimiento del 16% en clientes de fibra y del 7% en contrato móvil.

Asimismo, en la aceleración de los despliegues de fibra y 5G, se encuentra uno de los cierres de las centrales eléctricas de cobre en España, previstas para abril de 2024.

La compañía cuenta con un total de 168,9 millones de unidades inmobiliarias pasadas un cierre de marzo, un 4% más que un año atrás, de las cuales un total de 66,6 millones (+15%) discurre a través de las redes de fibra propias de Telefónica.

5G

Con respecto a la tecnología 5G, ya disponible en los cuatro mercados principales, la compañía ha lanzado durante el trimestre la versión ‘stand-alone’ en Brasil y prvéla implementar en Reino Unido, Alemania y España a lo largo de 2023.

En cierre de marzo, el 5G cubre más de 2.100 localidades en Reino Unido, más del 82% de la población en Alemania, y el 85% de la población en España y 58 ciudades en Brasil.

En cualquier caso en Telefónica Tech, esta unidad de negocio creció un 43,5% en el primer trimestre, hasta los 429 millones de euros, un ritmo «muy por encima del mercado» que, según la compañía, contribuyó al crecimiento de los ingresos globales de la segmento B2B.

Precisamente al inicio del incremento generalizado de insumos registrado en los primeros meses de 2023, el segmento B2B se ha mantenido como uno de los principales impulsores del crecimiento de la compañía, con un aumento de las ventas del 9% de manera orgánica frente al primer trimestre de 2022.

Por su parte, Telefónica Infra siguió reforzando la posición de Telefónica “gracias a la creación de valor y su condición de pionera en la implantación de nuevos modelos de infraestructuras de fibra”.

Telxius, el negocio de cable submarino de Telefónica, registró un incremento de los ingresos reportados del 8,4% y un amento del Oibda del 10,4%, por lo que crece por quinto trimestre consecutivo.