lunes, julio 15

Mara Prez le entrega a Espaa su segundo oro en el Mundial

Actualizado

Despus de un duro proceso de reconstruccin, la marchadora vence en los 20 kilmetros de Budapest como hizo lvaro Martn el da anterior

Mara Prez, al cruzar la meta de los 20 kilmetros marcha.ATTILA KISBENEDEKAFP
  • Entrevista Mara Prez: «Con la enfermedad de mi mujer he aprendido a valorar ms la vida»
  • Entrevista lvaro Martn, campen del mundo: «Sorprende que me interese la revolucin campesina extremea de 1936»

Una vida hurfana de sobresaltos fcilmente ser feliz, pero a veces hay derrumbes y reconstrucciones y la felicidad espera igualmente despus. Que se lo digan a Mara Prez. En 2018, cuando era una nia, fue campeona de Europa y el futuro era suyo. La marcha, a sus pies. Las medallas, los contratos, incluso la fama. Pero luego vinieron los problemas estomacales, el cncer de su mujer y varias descalificaciones porque su tcnica ya no le vala a los jueces. Y tuvo que reinventarse. Hasta este domingo. Cinco aos despus de su primer xito, Prez se proclam campeona del mundo de los 20 kilmetros marcha y entreg a Espaa su segundo oro en Budapest.

Sus lgrimas sobre la mismsima lnea de meta mostraban que el proceso fue duro, tambin que tuvo sentido. Tan rotunda fue su superioridad que Prez pudo dedicar los ltimos 500 metros a celebrar; a chocar la mano de todo el pblico; a escoger qu bandera espaola ondear; a besar a su mujer, Noe Morillas, presente en Budapest; a dar las gracias a su entrenador, Jacinto Garzn; a entrenar en meta lenta, muy lenta. Una gozada. Luego rompi a llorar, tanto que haba pasado. Slo cuando ya entraron la australiana Jemima Montag, plata, y la italiana Antonella Palmisano, amiga suya, la espaola se recuper y cumpli con el protocolo: las fotos, las televisiones.

«lvaro me meti presin», confesaba en zona mixta, sobre el oro de su compatriota el da anterior, en la misma prueba. Lo vio en el hall del hotel de la seleccin y entendi que la tctica que planeaba era acertada. Como lvaro Martn, Mara Prez rompi en el kilmetro 15 de la ms violenta de las maneras y ya no mir atrs. Hasta ese momento estuvo en un peligroso grupo de ocho marchadoras, con nombres como la peruana Kimberly Garca o las dos chinas, Zhenxia Ma y Jiayu Yang. En cuanto demarr se acab la carrera. Su escapada, ms all de la victoria, guard un detalle que Prez y su equipo celebraron incluso ms: no recibi ni una sola falta, apenas un aviso.

Despus de ser expulsada el ao pasado tanto en el Mundial de Eugene como en el Europeo de Mnich, una inmensa alegra. Desde octubre y hasta enero, Prez no march, hundida, desanimada, pero su entrenador insisti e insisti en su recuperacin. Garzn pidi consejo a medio mundo, repens la tcnica de Prez y con la ayuda de familiares y amigos le fue presentando la idea. Todava se poda. Sobraba talento y motor para que fuera campeona del mundo, incluso plusmarquista. Apenas ocho meses despus, la espaola lo ha conseguido todo y an le quedan: el jueves competir en los 35 kilmetros marcha y puede colgarse otro oro. «No voy a tomar ni una copa de cava. An me quedan cosas por hacer aqu», adverta Prez.