lunes, mayo 20

Mapfre ganó un 17% menos en el primer trimestre por el suelo en Turquía y la inflación

El terremoto en Turquía y el golpe de la inflación en el seguro de automóviles lastraron los beneficios de mapfre. El grupo ha registrado en el primer trimestre unas ganancias de 128 millones de euros, un 17% menos interanual. El segundo de estos factores ya tuvo un impacto relevante en los resultados del conjunto de 2022.

Por un lado, el éxito en el país otomano se tradujo en un coste neto para la aseguradora de 77 millones de euros. Por otra parte, el negocio de autos está en un “entorno complicado”, como señala la firma, en el sentido de que la rentabilidad del mismo hace que nos sumen los números; la empresa informó además resultados el impacto de “la alta siniestralidad que todavía experimenta el negocio de automóviles, con un ratio combinado del 106,3% (+2,5 pp). Las subidas de tarifas y mejoras de gestión realizadas en este último ramo con el objetivo de compensar la inflación se irán traduciendo gradualmente en mejoras del ratio combinado”.

En la región de Iberia, que incluye a España y está entre las más potentes del grupo, el ramo de motor «continuó la adaptación progresiva de tarifas al contexto inflacionario y basadas en perfiles individuales de riesgo». Y aportan una cifra: la prima media en este ámbito lleva un incremento del 5%, para adaptarse a la escalada de precios.

Ingresos al alza

Sin embargo, el lado de los ingresos sí que ha supuesto una alegría para Mapfre. Las estimaciones, en términos totales, han aumentado más de un 20% hasta los 9.121,4 millones de euros en el primer trimestre. «El incremento de los ingresos por encima del 20% Consolidó la tendencia de los últimos trimestres, reflejando un aumento significativo en el volumen de negociaciones así como una mejora en los insumos financieros, indicó el grupo.

En términos de primas, estas avanzaron un 19% en el trimestre, «sin impacto relevante de los tipos de cambio (a constant tipos, las primas suben el 18%)». Mapfre añade también que “este crecimiento refleja una mjora generalizada del negocio, con incrementos del 10,3% en no vida y del 59,5% en vida, principalmente debidos al desempeño de España y Brasil”.

Asimismo, en cuanto al negocio de vida, las primas crecieron en casi 700 millones de impulsos por el negocio de vida ahorro en España. En referencia a la región de ibérica, «el negocio de vida multiplica su volumen por 2,4 veces frente al año anterior, alcanzando los 1.082 millones, de los que 965 millones corresponden a vida ahorro (326 millones en 2022)». Un ramo que se ha traducido en un resultado muy atractivo para los clientes y la rentabilidad que se ofrece en un entorno en el que los bancos todavía no retribuyen de manera generalizada el ahorro.