Hace 60 años, Industrias Kaiser Argentina (IKA) comenzaba en la planta cordobesa de Santa Isabel la producción de la Jeep Gladiator, una pickup fuerte y robusta que se fabricó en el país hasta 1978.

La primera unidad entró en la línea de producción el 20 de septiembre de 1963, aunque su lanzamiento comercial recién se produjo en enero de 1964. La idea de IKA era clara: pelear mano a mano con los modelos de Ford, Chevrolet y Dodge.

En aquel entonces, la oferta local estaba compuesta por la Ford F-100, Chevrolet C-10 y Dodge D-100, también fabricadas en el país. Al ser la última, la Gladiator rompió el molde con un estilo innovador de líneas rectas que contrastaba con las figuras redondeadas de su rivales.

La Gladiator fue la tercera camioneta producida por IKA, después del Jeep Pick-Up y el Baqueano, modelo al que reemplazó.

Las cuatro generaciones juntas, de izquierda a derecha.

Durante los 15 años de A lo largo de su historia el modelo atravesó tres generaciones y en total se produjeron 27.811 unidades.

Entre 1963 y 1967 la Gladiator fue fabricada y comercializada por IKA; entre 1967 y 1975, por la alianza IKA-Renault; mientras que a partir de 1975 sólo por Renault, luego de que la automotriz francesa comprara el total accionario.

Una pickup innovadora

Basada en la plataforma del Jeep Wagoneer (su versión carrozada), la Gladiator fue lanzada en los Estados Unidos un año antes, marcando un hito al ser de los primeros vehículos civiles adaptado para uso militar por el Ejército de Estados Unidos.

En Argentina fue la primera camioneta en tener suspensión delantera independiente y barra de torsión, una solución mecánica que, junto con los amortiguadores hidráulicos de doble acción, optimizaban su desempeño en terrenos irregulares garantizando mayor estabilidad en curvas.

La primera camioneta argentina con suspensión delantera independiente. La primera camioneta argentina con suspensión delantera independiente.

Su gama estuvo compuesta por dos versiones que se diferenciaban principalmente por sus capacidades de carga: 500 kilos (TA – 5PB) y 1.000 kilos (TA – 4PB). Ambas tenían sistema de tracción simple.

Quienes preferían la doble tracción podían inclinarse por la opción TA – 4PA , equipada con una caja de transferencia con reductora selectiva de dos relaciones de alta y baja que permitía acoplar y desacoplar el eje delantero.

El motor era el conocido Continental 6L 226 (3.707 cm3, 6 cilindros y 115 HP) que había equipado a otros modelos como el Baqueano y el Kaiser Carabela.

En Estados Unidos se lanzó en 1962. Allí fue adaptada para el uso militar. En Estados Unidos se lanzó en 1962. Allí fue adaptada para el uso militar.

Aunque luego fue reemplazado por el Tornado Super Power 230 (3.770 cm3) de 6 cilindros, que desarrollaba una potencia de 132 HP. Ambos motores eran acompañados por una caja manual Borg-Warner de tres relaciones y selectora al volante.

Su evolución, las T-80 y T-1000

La segunda generación de la Gladiator, conocida como T-80, se presentó en 1967 cuando la Régie Nationale des Usines Renault ya era accionista mayoritario de IKA.

Jeep Gladiator T-80. La segunda generación de la pickup se presentó en 1967. Podía llevar hasta 700 kilos.Jeep Gladiator T-80. La segunda generación de la pickup se presentó en 1967. Podía llevar hasta 700 kilos.

Se diferenció de su antecesora por tener una nueva parrilla que cubría el ancho de la trompa e integraba los faros en los extremos.

A partir de ese año fue incorporado el motor del Ambassador 380 (6.227 cm3) de 145 HP, asociado a una nueva caja ZF de 4 velocidades con palanca al piso.

Esta variante se fabricó hasta 1971, cuando fue reemplazada por la versión T-1000, la más potente de todas. Llevaba un motor Tornado 233 (3.818 cm3) de 7 bancadas y 170 HP.

La oferta se completó con la incorporación de la nueva versión Jeep 1000 Diesel, impulsada por un motor Perkins 4-203 de 3 litros de cilindrada y una potencia de 71 HP.

La T-1000 fue lanzada en 1970, que tenía una capacidad de carga de una tonelada. La T-1000 fue lanzada en 1970, que tenía una capacidad de carga de una tonelada.

La producción que se realizó íntegramente en la planta de Santa Isabel en Córdoba, finalizó el 30 de marzo de 1978 con un total producido de 27.811 unidades.

La Gladiator del Siglo XXI

Tras 26 años sin pickups (la última había sido la Comanche) Jeep reversionó la Gladiator en 2018 sobre la base del Wrangler, heredando su estética, aptitudes y la maquinaria para afrontar el off road más extremo.

La nueva Gladiator llegó al país en 2021. Se fabrica en EE.UU. sobre la base del Wrangler.La nueva Gladiator llegó al país en 2021. Se fabrica en EE.UU. sobre la base del Wrangler.

Esta edición moderna llega importada en dos versiones (Overland y Rubicon) desde la planta estadounidense de Toledo, Ohio.

Ambas cuentan con el motor naftero V6 de 3.6 litros, denominado Pentastar (del que se han fabricado nada menos que 8,6 millones de unidades desde su nacimiento en 2010). Este propulsor ofrece una potencia de 286 CV y está asociado a una caja de cambios automática de ocho relaciones.

La nueva Gladiator ofrece dos sistemas de doble tracción según la versión. El denominado Selec-Trac 4×4 es para la versión Overland, que cuenta con una caja de transferencia (alta y baja).

Historia. Basada en la plataforma del Wagoneer, la Gladiator fue lanzada con varios  tipos de carrocerías para adaptarse a las necesidades de distintos usuarios.Historia. Basada en la plataforma del Wagoneer, la Gladiator fue lanzada con varios tipos de carrocerías para adaptarse a las necesidades de distintos usuarios.

En la Gladiator Rubicon, en cambio, el sistema Rock-Trac 4×4 incorpora una nueva generación de ejes delanteros y traseros de alto rendimiento y los diferenciales con bloqueo electrónico Tru-Lok.