sábado, abril 13

Independiente se lamenta y Huracán le pasó la presión al resto

La Copa de la Liga tiene dos luchas, la de los que sueñan con ser campeón y la de los que pelean por escaparle a la zona del descenso. Este año serán dos los equipos que bajen a la Primera Nacional, uno por los promedios de las tres temporadas más recientes y otro por la llamada «tabla anual«. Y es en esta última, la que recuenta todos los puntos cosechados en 2023, donde se vive la pelea más angustiante y disputada de todas.

Es que Arsenal (que este miércoles enfrenta a Vélez en Liniers) parece tener todos los boletos comprados para irse al descenso por los promedios, tras encadenar tres años de flojos rendimientos. Está a 20 puntos de su rival más cercano (Platense), cuando faltan 10 partidos (30 puntos) para la definición.

Los del Viaducto también están en el fondo de la tabla anual, por lo que el otro equipo que descenderá a la Segunda División del fútbol argentino será el que quede anteúltimo, ubicación con la que vienen coqueteando unos 14 equipos, jornada tras jornada.

El balance de la fecha 5

De los que están peleando por no descender, el primero en salir a la cancha fue Sarmiento de Junín, que se llevó un punto valioso de su visita a La Fortaleza de Lanús. El partido tuvo una jugada muy polémica, que llenó de furia al conjunto local.

Con la igualdad, los de Junín se fueron a 38 puntos y a pesar de que tienen varios equipos por debajo de su línea quedaron nada más que a cinco de la zona roja (los 33 de Gimnasia) por lo que no se pueden permitir más traspiés.

El martes fue el turno de Central Córdoba recibiendo a Boca, con mucho más que «la mitad más uno» hinchando por el equipo que dirige Jorge Almirón. El triunfo del Xeneize dejó a los santiagueños en 35 puntos y, lo que es peor, con muchas dudas respecto a lo que viene porque jugaron definitivamente mal.

Boca le ganó a una versión muy pobre de Central Córdoba. Foto Télam

Pero el plato fuerte de la noche comenzó en el último turno, con los duelos «finales» entre Gimnasia y Huracán, en Parque Patricios, y la aventura del Independiente de Tevez en la cancha de Rosario Central, estadio donde no perdía desde el año pasado… cuando lo dirigía el Apache.

En Rosario, Independiente tuvo todo para ganarle a Central. Erró mucho el equipo de Carlos Tevez, y no pudo sostener la victoria parcial que se estaba llevando merecidamente. El empate de Campaz, en el segundo tiempo, cortó la racha del Rojo, que llevaba tres triunfos consecutivos con el Apache como DT en la Copa de la Liga.

Ahora, con 38 puntos, Independiente quedó a cinco de distancia de la zona de descenso, donde hay un nuevo equipo.

Es que en Parque Patricios, Huracán le ganó una finalísima a Gimnasia. El conjunto de Diego Martínez jugó con 10 todo el segundo tiempo pero impuso su localía y se terminó llevando la victoria por 2-0, y con 34 puntos dejaron en 33 a los de La Plata, que estarían descendiendo.

En puestos de descenso también quedó Vélez (33), que este miércoles recibe a Arsenal en Liniers, con toda la presión de verse compliacado pero ante la chance de ganar y sacarle distancia al Lobo.

En esta jornada de miércoles, también Banfield (36) visita a Barracas Central; Tigre (38) hace lo propio en la cancha de Defensa y Justicia, y Colón (34) recibe a Instituto (37), en otro partido de «seis puntos».

El jueves, esta lucha en la que todos pelean se cierra con la visita de Platense (38) a Belgrano, y el duelo de Unión (37) contra Godoy Cruz en Santa Fe.

Cuando se termine la fecha 5, quedarán nueve partidos, una cuenta regresiva de 27 puntos en la que no hay un candidato claro para llevarse ese castigo deportivo que representa el descenso.