Las autoridades mexicanas hallaron restos de cuatro personas en una finca del occidental estado de Jalisco, durante las pesquisas para localizar a cinco jóvenes desaparecidos, cuyo cautiverio y probable asesinato fue difundido en violentas imágenes que han conmocionado al país.

En un comunicado divulgado este jueves, la fiscalía estatal informó que policías hallaron «restos óseos y cuatro cráneos con huellas de calcinación en su totalidad», aunque no se pueden determinar aún sus rasgos físicos, edad y sexo.

Los investigadores forenses trabajan «para identificar a las víctimas» (Roberto Olmeda, Jaime Miranda, Diego Lara, Uriel Galván y Dante Cedillo), añadió la fiscalía.




Los 5 jóvenes desaparecidos.

Armando Olmeda, padre de uno de los jóvenes desaparecidos desde el viernes pasado, reconoció que los restos encontrados podrían pertenecer a su hijo y sus compañeros, pero prefiere aguardar el informe de la autoridad.

«Eso no lo sabemos hasta que analicen y hagan todos los peritajes necesarios», afirmó Olmeda, un albañil de 54 años, quien está empeñado en buscar a su hijo Roberto Carlos «hasta el último aliento».

«El primer sábado que me levanté y no estaba, yo me puse sus tenis y me los pongo para ver si sigo sus huellas. Yo sé que es una emoción, es una idea que tengo en el corazón», confesó el padre ante periodistas.

Vista aérea del lugar donde fueron hallados los restos. Foto: Foto: ULISES RUIZ / AFP


Vista aérea del lugar donde fueron hallados los restos. Foto: Foto: ULISES RUIZ / AFP

Roberto Carlos, de 20 años, cursa el sexto semestre de la carrera de ingeniería industrial en la estatal universidad de Guadalajara, detalló Olmeda.

El grupo de jóvenes, de entre 19 y 22 años, que según testimonios de familiares son amigos desde la infancia, desapareció en la localidad de Lagos de Moreno, aunque las autoridades no han confirmado oficialmente su deceso.

Previamente, la fiscalía reportó el hallazgo de los restos calcinados de otra persona al interior de un auto, el pasado 15 de agosto.

Guantes en el pasto afuera de la casa donde cinco chicos fueron secuestrados, Lagos de Moreno, en Jalisco. Foto: ULISES RUIZ / AFP


Guantes en el pasto afuera de la casa donde cinco chicos fueron secuestrados, Lagos de Moreno, en Jalisco. Foto: ULISES RUIZ / AFP

Tras la desaparición de los jóvenes, una imagen y un video de ellos fueron difundidos en redes sociales.

En la fotografía se observa a los cinco arrodillados y maniatados, mientras en el video se ve el momento en el que uno es atacado con un objeto contundente y un cuchillo cerca de otros cuerpos que yacen en el suelo.

El video es imposible de reproducir. Chicos golpeados con una piedra, ladrillos y finalmente atacados con machete. Los cuerpos terminan tendidos en el piso en un espectáculo grotesco.

Arriba la imagen de los cinco amigos secuestrados que se viralizó en las redes sociales y causó gran conmoción. Foto: X


Arriba la imagen de los cinco amigos secuestrados que se viralizó en las redes sociales y causó gran conmoción. Foto: X

La difusión del material gráfico indignó a ciudadanos, columnistas y políticos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador no respondió el miércoles a preguntas de periodistas sobre el caso durante su conferencia matinal, una actitud que fue severamente criticada en las redes.

Este jueves, el mandatario explicó que no logró escuchar las consultas de los reporteros y añadió que su gobierno colabora en la indagatoria.

La investigación «le corresponde a la fiscalía del estado de Jalisco. Sí estamos nosotros ayudando», dijo en su habitual rueda de prensa matutina.

Jalisco, donde la gente desaparece

Jalisco es el estado de México con mayor número de personas desaparecidas con unas 14.800, de un total de 110.000 casos registrados desde 1962.

De 2018 a 2023, en el estado han sido ubicadas 141 fosas clandestinas.

Apenas el 6 de junio pasado, los restos de ocho trabajadores de un centro de atención telefónica que habían sido reportados como desaparecidos fueron localizados en bolsas en una fosa clandestina en Zapopan, un suburbio de la ciudad de Guadalajara.

México registra más de 420.000 asesinatos y al menos 100.000 desaparecidos desde finales de 2006, cuando el gobierno lanzó una ofensiva militar contra los cárteles del narcotráfico.

Qué le pasó a los jóvenes

El analista en seguridad David Saucedo dijo a RFI que este caso «seguramente se dio en el contexto de un reclutamiento forzado durante el cual los obligaron asesinar a sus propios compañeros».

Detalles del interior de la casa donde los jóvenes fueron retenidos. Foto: ULISES RUIZ / AFP


Detalles del interior de la casa donde los jóvenes fueron retenidos. Foto: ULISES RUIZ / AFP

En México, dice Saucedo, «sabemos desde hace tiempo que el Cártel de Jalisco Nueva Generación, para fortalecer una especie de ‘muralla’ que trata de levantar para impedir que el Cártel de Sinaloa avance hacia su vasto imperio, ha estado reclutando y contratando jóvenes».

Para Saucedo, «su propósito es incorporarlos a su red de sicarios. Para ello tienen centros de entrenamiento donde los obligan a cometer un acto atroz. Éste suele ser un asesinato o bien la ingesta de carne humana. Esto lo han contado los propios reclutas que han logrado escapar de esos centros del Cártel Jalisco Nueva Generación».

Estos asesinatos han recordado a muchos mexicanos el caso de tres estudiantes de cine, ocurrido también en el estado de Jalisco, que fueron hallados muertos en 2018. En su momento, ese hecho causó una conmoción tan grande como la que se está produciendo hoy.

AFP Y RFI

ap

Mirá también