lunes, julio 15

El secreto de la agricultura eficiente está en el mar

Durante siglos, los agricultores en las costas de Irlanda y Escocia han utilizado las algas como un recurso natural que potencia su agricultura. Por lo que no debería ser presa par nadie que estos organismos plagados de micronutrientes esenciales, mejoran la fertilidad del suelo y la sanidad de los cultivos. De hecho, sus beneficios son tales que el último ‘trend’ nutricional de TikTok es el de la gente consumiendo el conocido ‘musgo marino’ o musgo irlandés, precisamente por un ‘superalimento’. El interés por las algas ha aumentado en la actualidad, en gran parte debido a la búsqueda de alternativas ecológicas que reclaman la sociedad.

Con un digno número de su producto y filosofía, nace la startup Ficosterra. Del griego ficos (alga) y del latín terra (tierra), esta empresa biotecnológica fundada en 2017 se dedica al desarrollo de bioestimulantes, biofertilizantes y activadores del suelo basados ​​en diferentes especies de algas y microorganismos que favorecen el máximo desarrollo de cultivos y plantas mientras que simultáneamente reducen el aceite de carbono. “Nuestra meta es llevar todos esos beneficios que ofrecen el mar directamente a la agricultura”, asegura Luis LombañaDirector de Ficoterre.

“Hemos reduce la fertilización convencional con nitrógeno y fósforo en un 30% y el contenido de carbono en un 20%”, dice Lombana. Y las ventajas que han generado no solo beneficiosas para nuestro planeta. “Nosotros lo llamamos el triple beneficio: mejor para el agricultor, mejor para el medio ambiente y mejor para el consumidor”.

Sí que el director ejecutivo asegura que sus productos optimizan el Retorno de la inversión de cultivo: “Para un joven que aumenta la producción y para otro joven, se reducen los costos de producción, concretamente la fertilización”. Más concretamente, «por cada euro que el agricultor compra o por cada euro que el agricultor usa de un producto nuestro, viene a tener un rendimiento de entre unos cinco o seis», afirma.

La empresa, -‘spin-off’ de Hispanagar- ha centrado su actividad en Europa, Norte de África y México. Sin embargo, planean aterrizar en el mercado estadounidense, y lo harán de la mano del Fondo de Inversión Americano SVG VenturesAhí está que la startup ha seleccionado sido tiene lo que se necesita un día para la primera parte de su programa de aceleración Thrive. Para facilitar este aterrizaje, trabajan en una ronda de financiación de tres millones.

en azul loco

Su propuesta sostenible es la motivación por el que estarán presentes en la nueva edición de MadBlue, el Summit que reúne a las startups con mayor impacto social con los principales de inversión. “Ficosterra asume un horro de los fertilizantes químicos habituales que tienen un impacto terrible en el mar y nuestro objectivo no es que el de generar el mayor número de oportunidades para todos aquellos que están proponiendo soluciones a muchos de los problemas que tenemos actualmente, y que demanden modelos productivos más razonables y respetuosos con la sociedad y nuestro planeta”, asegura pedro prietoDirector de Innovación de MadBlue.