lunes, mayo 20

El júbilo del ‘baby boom’ ha agravará la pérdida de trabajadores cualificados en las empresas

If the paradoja del mercado laboral español, que cuenta con al menos 150,000 puestos de trabajo que no se puede cubrir por la pérdida de personal calificado pesa para existir una bolsa permanente de caso muy millones de parados, es dificil de digerir. Pero está realidad aún podría agravarse en los próximos años al calor del júbilo inminente de la generación del ‘baby boom’ y la ausencia de trabajadores con las cualidades necesarias para llevar a cabo el relevo generacional.

El retiro paulatino de la mayor cohorte de población hará que el tejido productivo pierda del orden del 30% de la fuerza de trabajo en los próximos años. Por lo que el problema del empleo vacante enfrenta el doble obstáculo de la inevitable perdida del talento Asociado a los perfles más longevos mentras que un escaso flujo de trabajadores Jóvenes a los que admás de las cualidades necesarias para el desarrollo de la Profesión

Sobre esta premisa, el secretario general de Formación Profesional del Ministerio de Educación y Formación Profesional, clara sanzapoyó durante la intervención en la jornada ‘La transición del mercado laboral en España’ celebrada por el Economista el reto que supone la sal de la cohorte de población nacida entre 1946 y 1964 por las empresas, principalmente a la hora de encontrar un reemplazo efectivo para mejores profesionales.

Aquí, el Gobierno apuesta por el modelo de la formación profesional dual como principal foco de aprendizaje para los trabajadores que esperarán en el futuro de la actividad con un grado de tecnificación donde ahora se resume en el aspecto de la evolución tecnológica de las herramientas de trabajo. Señaló el responsable de Educación durante la intervención que se han detectado deficiencias en la base de los futuros empleados suma el efecto del edadismo, que expulsaron de forma cuasi permanente a todos los trabajadores que perdieron el empleo de los 50 años, con un escaso nivel de reinserción en el mercado.

“No estamos permitiendo despilfarrar talento. Mientras que las empresas se quejan porque no encuentran profesionales, hay muchas personas entre 50 y 55 años que pierden su empleo y no vuelven a entrar al mercado laboral”, señalaba Clara Sanz. «El reto basic está en la cualificación de las personas para poder realizar el proceso de sustitución con cierta tranquilidad», señalóba ensalzando en este punto el papel de la FP y recordando que los niveles de asistencia a este tipo de formación se han incrementado en un 23% llegando a un super culo los 150.000 alumnos en los centros de formación reglamentada.

cambio de paradigma

Inevitablemente, esta misma falta de personal calificado está provocando un cambio de paradigma, principalmente en la gestión de los recursos humanos y las necesidades de retención del talento. Así lo informó durante la jornada el director de Talento, Cultura y Transformación de Repsol, Enrique Fernández Puertas, asegurando que «la clave es tratar a los candidatos al puesto de trabajo como clientes». Asegurar que en el entorno de escasa oferta de trabajadores calificados, los aspectos al margen de la retribución también pueden determinar la capacidad para conservar en la empresa a los perfiles más especializados.

En este punto, cabe recordar que el problema del mercado de trabajo en España es de fondo. La mala toma que han tenido en las últimas décadas de la formación profesional han ahuyentado de su uso a los jóvenes y es el principal factor que deriva en la actual bolsa de empleos vacantes en España que podría superar el millón de empleos en una década cuando la la digitalización ya se haya inoculado en todos los niveles productivos y áreas de actividad, no necesariamente relacionados con el empleo puramente tecnológico.

Hace sólo unos días, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), antonio garamendi, alertaba sobre la falta de mano de obra en “un montón de sectores”, como la construcción o la hostería, y se ha mostrado “abierto” a que se pueda hacer un “trabajo serio” para cubrir esos puestos. “Hay tres millones y medio parados y la realidad es que, sin embargo, nos falta gente para un montón de sectores y estoy hablando de la construcción o de la hostería”, advirtió el presidente de la patronal.