LaLiga EA Sports 2023 – 2024


Atltico de Madrid- Real Madrid (3-1)

Actualizado

Los rojiblancos rompen la racha en Liga, solo una victoria en los ltimos 14 duelos, ante su eterno rival y ganan con autoridad.

Morata anota un gol ante Kepa en el derbi madrileo.OSCAR DEL POZOAFP
  • La amistad «sin egos» y el «nuevo ftbol» de La Quinta de ‘Belli’: viajes, redes sociales y ‘spanglish’

Del derbi de cemento a la arcilla. De un partido cerrado a una locura. Parpadeabas y te perdas una ocasin de peligro. Lo que pareca una partida de entrenadores, se convirti en un duelo de jugadores. El pblico acuda al Metropolitano a ver un partido de pocos goles y, solo en la primera parte, haban cado tres ms uno anulado y alguna ocasin ms para engrosar la cuenta. La segunda, tambin abierta, solo vio el segundo de Morata para cerrar ese 3-1 final.

Simeone no iba a cambiar su filosofa ni su estrategia. Los cinco de atrs son inamovibles y ahora parece haber encontrado en Lino lo que tena con Carrasco: sacrificio y profundidad. El brasileo fue un pual ante un desafortunado Lucas Vzquez que, a decir verdad, tampoco es que recibiera mucha ayuda. En su cara centr Lino sin oposicin para que Morata abriera el marcador, tambin sin oposicin. A Alaba no parece gustarle defender centros laterales.

Era el minuto tres y an quedaban 15 minutos ms de zozobra madridista. El equipo haba salido en un extrao rombo de cinco medios, con un slo delantero puro (Rodrygo) y sin enerya, como le gusta decir a Carlo Ancelotti. El italiano haba decidido sacar a Kroos y a Modric de inicio que, para la parroquia madridista, parecen un pack indisoluble por sus Champions compartidas y, la verdad, Kroos no slo es ms joven sino que juega con otro tranco.

Griezmann en un lance de juego con Bellingham.
Griezmann en un lance de juego con Bellingham.THOMAS COEXAFP

«Me puse a llorar tres o cuatro horas», deca con irona el entrenador Carlo Ancelotti sobre la posible baja de Bellingham para el derbi por unos problemas estomacales. Sin embargo, esas lgrimas bien podran ser por Modric. El croata pareca jugar a otra velocidad. Siempre lo parece, pero normalmente es a una ms que el resto no a una menos. A ciertas edades, sin la continuidad necesaria ni la juventud para paliarla, cuesta entrar en dinmica. Koke, sin embargo, no pareci notar su inactividad. En los 45 minutos que le dio el Cholo, el capitn rojiblanco estuvo muy activo. Los mismos, por cierto, que Ancelotti dio a Modric.

Mientras Modric no encontraba ni el ritmo ni el toque, el Atltico segua a los suyo. Y lo suyo era explotar la espalda de los laterales. Obligados por el rombo a ser muy profundos, les cuesta llegar atrs y eso el Cholo lo vio desde la charla del vestuario. Un nuevo centro, este de Sal, con Lucas superado, lo cabece Griezman en el corazn del rea sin oposicin. A Alaba no le gusta defender los centros laterales.

Con esa renta, el Atltico acul aunque no tanto como para no exigir a Kepa una gran intervencin tras un remate de Sal. De nuevo la espalda de un lateral, esta vez de Fran Garca, haba convertido el cemento madridista en arcilla.

Oblak, indito

En el minuto 30, el Madrid homenaje a Oblak por sus 300 partidos como rojiblanco y decidi tirarle a puerta. Ms que nada por confirmar que el esloveno segua bajo palos. Era la primera vez que lo haca el equipo que ms remate hace de LaLiga con 18 por partido. Los ltimos 15 minutos de la primera mitad, en cambio, s fueron blancos y en el 35 lleg el gol de Kroos que les acercaba en el marcador y dos minutos despus pudieron empatar si Alberola no anula un gol en el que haba fuera de juego posicional de Rudiger.

Paso por vestuarios y bucle de salida. Espalda de Lucas, centro lateral de Hermoso y cabezazo a la red de Morata. No nos gusta repetirnos, pero a Alaba no le gusta defender centros laterales. A partir de entonces, y con esa renta, el Atltico se refugi ms cerca de Oblak y aguant las embestidas blancas con alguna salida con peligro, incluido un larguero.

Los cambios del Madrid le dieron ms dinamismo, pero no el suficiente para perforar la portera de Oblak. A fin de cuentas es de los equipos de LaLiga que ms ocasiones necesita para marcar, casi ocho. El Atltico termina con una racha terrible ante su vecino, apenas una victoria en los ltimos 14 enfrentamientos ligueros. La ltima, en 2016, fue slo por 1-0 y marc Griezmann, aquello s era cemento.