El anuncio de una recompensa de cinco millones de dólares por información para aclarar el asesinato del ex candidato presidencial Fernando Villavicencio hecha por el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, causó revuelo en los sectores políticos de Ecuador, cuando el país está pendiente del debate de los dos finalistas a la Presidencia de la República, previsto para este domingo, antes de la segunda vuelta pactada para el próximo 15 de octubre.

En su cuenta de X, Blinken escribió que «como muestra de nuestro compromiso con la justicia y lucha contra el crimen organizado, el Departamento de Estado anuncia una recompensa de hasta cinco millones por información que conduzca al arresto y/o condena de los responsables del asesinato de Fernando Villavicencio». Blinken también anunció el pago de una segunda recompensa de hasta un millón de dólares por información que conduzca a la identificación y localización de cualquier persona que ocupe un puesto de liderazgo clave en el grupo de delincuencia organizada transaccional responsable del homicidio de Villavicencio.

Las hijas del político y periodista asesinado agradecieron al Gobierno de EE.UU., porque «es una luz de esperanza en este tanque de oscuridad y tristeza». Amanda Villavicencio calificó como hecho histórico que puede ayudar a mover las piezas del juego; en momentos que está por cerrarse la instrucción fiscal del crimen. En Teleamazonas, su hermana Tamia dijo que la decisión de Estados Unidos es un precedente en Ecuador en la lucha contra el crimen organizado porque sería doloroso no solo para la familia sino para el país no llegar a los autores intelectuales, sino solamente a los gatilleros.

En las redes sociales hubo comentarios a favor de la participación de Estados Unidos y también críticas, pero el expresidente Rafael Correa habló de una suerte de complot. «Los gringos no hicieron esto ni cuando asesinaron a Kennedy», ironizó, primero, para luego añadir que la recompensa estaría siendo usada para que aparezca un supuesto soplón desde Colombia e involucre al correísmo, así como a gente de Petro. «Nos informan que esto lo están coordinando entre altos generales de la policía de Colombia y Ecuador para descreditar nuestra campaña y a la vez debilitar al gobierno de Petro», escribió en su cuenta de X. Christian Zurita que reemplazó a Villavicencio como candidato Presidencia, comentó lo dicho por Correa diciendo: «El miedo que siente solo es comparable al odio que pregona».

El candidato del movimiento Construye, Fernando Villavicencio, fue asesinado el 9 de agosto pasado a la salida de un acto electoral, en el norte de Quito; casi de inmediato su asesino fue abatido mientras intentaba huir de la escena. Días después, la Policía arrestó a seis sujetos que estarían involucrados en el asesinato y serían parte de una organización criminal colombiana, y, un mes después la Policía y la Fiscalía hicieron distintos allanamientos, en tres provincias, y se detuvo a seis personas, incluida una mujer, que hoy guardan prisión. Las investigaciones cuentan con el apoyo de tres agentes de la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI).