sábado, abril 13

De paralizar las carreteras en España a pinchar en 48 horas: así fracasó la huelga de los transportistas | Economía

Una brisa gélida recorría este sábado las afueras del estadio Cívitas Metropolitano, en el este de Madrid. Este templo del fútbol recibió en sus inmediaciones a una multitud donde se entremezclaban transportistas y ganaderos. La mayoría portaban chalecos reflectantes donde se podía leer: Plataforma en defensa del sector del transporte. En 2022, esta agrupación consiguió paralizar varias de las carreteras del país, lo que provocó desabastecimientos de ciertos productos en los supermercados y llegó a detener la producción siderúrgica y láctea. A finales de ese año volvieron a salir a las calles, pero la convocatoria se sostuvo un solo día. Este sábado iniciaban su tercer intento de protesta masiva.

La plataforma convocó en menos de dos días una asamblea urgente en Madrid para decidir si unirse a la plataforma 6F, que organizó las primeras protestas del campo durante la semana pasada. No hubo urnas ni papeletas. Los aproximadamente 500 asistentes debían levantar la mano si apoyaban la adhesión del grupo de transportistas, no reconocido como interlocutor oficial ante el Gobierno, a las marchas de los agricultores. “¿Estáis dispuestos a que el sector de transporte de mercancías por carretera inicie desde este momento un paro nacional de manera indefinida? Alzad la mano, alzad la mano”, arengaba incesante su líder, Manuel Hernández.

Con el estado rojiblanco de fondo, la mayoría de asistentes levantaron la mano. Votaron quienes eran y quienes no eran parte de la Plataforma: votaron los agricultores que llegaron a secundar el encuentro, votaron los familiares de los transportistas. “De esta manera queda convocado el paro de la Plataforma de manera indefinida”, reaccionó emocionado Hernández. “Los transportistas estamos dispuestos a defender nuestro oficio y aliarnos a esos sectores que somos los pilares de un país y tenemos que ir juntos”, manifestó el líder de esta plataforma ante la muchedumbre enardecida.

No pasó ni un día hábil y el paro llegó a su fin. Con un escueto mensaje publicado en Facebook, la Plataforma dio un paso atrás en sus intenciones de “paralizar las carreteras”. “Siendo las 21.00 horas del 12 de febrero de 2024, queda desconvocado el paro nacional del transporte”, dictaba el comunicado. Aunque por los grupos de WhatsApp por donde se mueve la plataforma 6F y en paralelo esta plataforma del transporte, ya se advertía desde la mañana de que la convocatoria corría peligro.

En un mensaje de audio de Manuel Hernández, que empezó a circular antes de que la plataforma anunciase el cese del paro, se escuchaban las explicaciones con pocos detalles del líder transportista: “No culpo a nadie de que esto no haya sido posible, yo me comprometí con Lola [Guzmán, líder del movimiento 6F] y Lola se comprometió conmigo, pero luego en la calle la gente no ha respetado ese tipo de compromiso y no nos podemos llevar a engaños”. Según comparten algunos agricultores que han apoyado la protesta de los transportistas, pero que prefieren mantener su nombre en el anonimato, la Plataforma solo consiguió aunar apoyo en Castilla y León y en Extremadura, por lo que a última hora no le quedó más remedio que desistir, como pasó a finales de 2022.

Ramón López, de 50 años y con casi tres décadas al mando de su camión, participó en la primera huelga de la plataforma en 2022. Recuerda que en el paro de ese año la mayoría de transportistas ya tenían planeado salir a las calles debido a la explosiva escalada del gasoil y sostiene que “este grupo tan solo se aprovechó del malestar del sector para aglutinar a gente y ganar popularidad”. “No fue un movimiento que iniciaron ellos”, añade.

En noviembre de 2022, la plataforma llamó a salir a las calles de nuevo, pero la protesta solo duró un día. “Entonces surgieron delegados provinciales que pretendían dar un carácter territorial a la plataforma, pero todo se torció cuando empezaron a pedir dinero”, recuerda López, quien actualmente no pertenece a ninguna patronal del transporte. Este conductor cree que han perdido credibilidad: “Nadie les toma en serio después de sus últimas actuaciones”, señala.

Un situación distinta a 2022

En España existen 12 asociaciones mayoritarias que conforman la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) y que mantienen reuniones periódicas con el Ejecutivo. La mayoría secundaron la manifestación en marzo del 2022, pero ahora han preferido mantenerse al margen. “No se encuentra en la actualidad la misma situación crítica que atravesó el sector en marzo de 2022 como consecuencia de la brutal escalada de los precios de los combustibles en aquel momento”, comparte la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística, que pertenece a la CETM.

Una agricultora que participó en las manifestaciones de Valladolid el día de los Goya ve con preocupación la informalidad con la que inició la agrupación su convocatoria al paro. “Lo del Wanda [antiguo nombre del Cívitas Metropolitano] fue provocado por un chaval para tener más visualizaciones en sus redes sociales y likes“, critica en alusión a las figuras públicas, relacionadas con la extrema derecha, que aparecieron en el encuentro. Uno de ellos denunció que había sido golpeado por la policía en el término del encuentro.

Lola Guzmán, la líder tras la Plataforma 6F, participa este sábado en Madrid en una concentración de transportistas organizada por la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte.SERGIO PEREZ (EFE)

Acabada la concentración, que no fue comunicada a la Delegación del Gobierno en Madrid, empezó el mayor reto para la Plataforma. El lunes, 6F comenzó a perder apoyos después de que se difundieran unas declaraciones en las que su líder, Lola Guzmán, atacaba a un grupo de policías. Esto produjo que algunos grupos que participaban en la protesta se desvinculasen rápidamente de la Plataforma. La que hasta entonces se denominaba Plataforma 6F de Cataluña, que convocó las últimas protestas en las carreteras en este territorio, cambió su nombre a Plataforma Pagesa para desmarcarse “de los movimientos que están haciendo Vox y PP”. Y varios grupos más pequeños se acercaron a las principales patronales del sector (Asaja, Coag y Upa). Por la noche llegaría la desconvocatoria de la movilización por parte de la Plataforma de transportistas.

El ministerio de Transporte informó en la tarde del lunes de que la convocatoria de esta organización había tenido un seguimiento nulo. El titular de la cartera, Óscar Puente, aseguró este martes no ver “motivos para que el sector se movilice” después de que en 2022 se se consiguieran “logros históricos”. Sobre los aspectos en los que el transporte “necesita mejorar”, el ministro aseguró que “la forma de resolverlo no es parando, ni con huelgas, ni con movilizaciones; es con diálogo y con trabajo”.

Según el último balance del Ministerio del Interior, desde el inicio de las tractoradas el 6 de febrero han sido detenidas 34 personas, se han tramitado 3.180 denuncias y han sido identificadas con propuesta de sanción administrativa 8.688 personas. Este martes, las protestas de mayor trascendencia se produjeron en las inmediaciones del puerto de Santander y en Cataluña, donde se llegó a cortar la AP-7 cerca de la frontera con Francia. De momento, más tractores rodarán por las carreteras de España en los siguientes días, aunque sin la compañía de los camiones.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_