El cuerpo humano posee aproximadamente 50 hormonas que cumplen un papel fundamental en el crecimiento, la reproducción, el metabolismo, la presión arterial y el estado de ánimo. Estas sustancias químicas tienen diferentes funciones, y algunas cumplen un papel más importante que otras.

Las hormonas envían mensajes a través de las sangre a los músculos, órganos, piel y varios tejidos que le indican cómo y cuándo actuar al cuerpo humano. Aunque casi todos los órganos producen hormonas, las más importantes se encuentran ubicadas en las glándulas endocrinas.

Intervienen en diferentes procesos corporales como el crecimiento y el desarrollo de los huesos, el metabolismo, el estado de ánimo, el deseo sexual y el sueño. Entre las más importantes se encuentran la hormona de crecimiento, la tiroxina, la adrenalina la testosterona, el estrógeno y la progesterona.

Hormonas: cuántas hay

También conocida como somatotropina, la hormona de crecimiento es la encargada de estimular la reproducción celular y la regeneración de los tejidos del cuerpo y tiene consecuencia en el incremento de estatura entre la infancia y la adolescencia y de aumentar el calcio en los huesos.

La deficiencia de esta hormona afecta directamente en el crecimiento de los niños y se ve reflejada en la estatura baja y en el retraso del crecimiento y el desarrollo sexual.

Por su parte, la tiroxina es la encargada de convertir las calorías que se consumen diariamente en energía. Llamada tetrayodotironina, se crea en la tiroides y la deficiencia de esta hormona genera un metabolismo más lento que podría causa aumento de peso y problemas en el ritmo cardíaco.

Hormonas: testosteronaHormonas: testosterona

En contraparte, cuando hay una sobreproducción de la tiroxina el metabolismo se acelera y puede causar pérdida de peso, irritabilidad y en peores instancias taquicardia.

Entre las hormonas más importantes también se encuentra la adrenalina, también conocida científicamente como epinefrina. Se crea en las glándulas suprarrenales junto a los riñones y es la que pone en acción al cuerpo en determinadas situaciones, además de llevarlo a tomar rápidas decisiones.

En personas con problemas cardíacos la adrenalina podría causarle un ataque al corazón o un infarto. No obstante, hay situaciones en las que debe ser inyectada para contrarrestar el paro cardíaco o la anafilaxia.

Hormonas de crecimiento: sus principales funciónHormonas de crecimiento: sus principales función

En el mismo sentido, las hormonas sexuales cumplen un papel fundamental en el cuerpo humano y pueden generar cambios físicos y de estado de ánimo. La testosterona es la principal sexual masculina y se produce en los testículos, aunque las mujeres la crean en menor medida en sus ovarios.

En los varones, la testosterona forma parte del desarrollo de los testículos y la próstata, pero también cumple una función importante en el aumento de la masa muscular y el vello corporal. Además, tanto en hombres como mujeres hace que los órganos crezcan.

Hormonas femeninas 

Las hormonas femeninas están presentes en momentos muy importantes de la vida de las mujeres como la menopausia, el embarazo y la pubertad. A diferencia de los hombres, estas sustancias experimentan cambios y tienen picos más altos en el cuerpo femenino.

Según varios estudios de especialistas en estas hormonas, las mujeres son más propensas a tener desniveles de serotonina en el cuerpo en momentos como la pubertad, el embarazo y la menopausia. Esto se debe a los cambios hormonales frecuentes que presentan las mujeres, por ejemplo, en momentos como la menstruación.

En ese sentido, las hormonas que controlan el sistema reproductivo femenino son el estrógeno y la progesterona, las cuales disminuyen entre los 45 y 55 años, que es la época en la que las mujeres van perdiendo su fertilidad.

Los estrógenos son una de las principales hormonas sexuales femeninas y se crean a través del colesterol. Por ello, las mujeres que tienden a perder mucho peso pueden presentar trastornos menstruales. Además, hacen que las células se multipliquen en tejidos como los ovarios y el útero, entre otras partes del cuerpo.

Hormonas: estrógenoHormonas: estrógeno

Sin embargo, en la menopausia los estrógenos disminuyen considerablemente hasta que finalmente desaparecen, lo que va generando cambios en los huesos y en la piel.

Por su parte, la progesterona cumple un papel fundamental en la regulación del ciclo menstrual, sobre todo en el inicio del ciclo y después de la ovulación.