miércoles, junio 12

Bocas Junior, el boxeador camerunés que lleva ese nombre por una locura de su padre y sueña estar en París 2024

El joven deportista tiene una historia de superación y ahora sueña con poder llegar a los próximos Juegos Olímpicos.

El deporte esta plagado de historias emotivas y de superación. Bocas Junior, quien lleva ese nombre por una locura de su padre, es un púgil camerunés de 24 años que sueña con poder llegar a los Juegos Olímpicos de París 2024 y que por su nombre consiguió el apoyo de los hinchas de Boca, quienes se lo manifestaron a través de las redes sociales.

Más allá de su particular nombre, el camerunés reveló que solamente jugó al fútbol de forma recreativa cuando era un niño: “Mi padre veía mucho los partidos de Boca Juniors, por eso me llamó así. De niño jugaba al fútbol en la calle, pero nunca pensé en más. No hacía deporte, pero todo cambió en el centro en el que estuve los primeros seis meses en Ceuta. Allí nos daban de comer y cama, pero necesitaba hacer algo más. Por ello empecé a correr para poder hacer maratones”, contó en el sitio Relevo.

Su historia de vida es muy emotiva dado que tardó casi cinco de años en viajar desde África hasta instalarse en España, el lugar que eligió para un futuro más próspero y donde conoció la pasión del box. “No fui a la escuela, pero aprendí el oficio de soldador y con 10 años tenía trabajo. Un amigo me empezó a hablar de la vida en España y decidí irme con él. No sabía ni que era un país en el que vivía gente blanca”, reconoció.




Bocas Junior, el boxeador camerunés que homenajea al Xeneize en su nombre. Foto: Instagram.

Ceuta, una ciudad autónoma española, fue el lugar al que llegó tras poder atravesar de manera ilegal la frontera. Su destino inicial era Melilla pero la ciudad está bordeada por un muro de seguridad que hace muy complicado su acceso.

“En Ceuta logré cruzar la valla en mi primer intento. Tuve suerte, pero el camino fue muy duro. No sabía ni siquiera lo que me esperaba. Mi madre me pudo ayudar en todo mi camino dándome algún dinero, pero mi amigo no tenía esa suerte y teníamos que ir trabajando en los países que cruzábamos para poder costearnos todo. No podía avanzar sin él. Eso hizo que tardase tanto”, explicó.

Una vez en España, la ciudad que eligió para establecerse fue Avilés y allí descubrió su pasión por el boxeo: “Pedí hacer algún deporte de fuerza y me apuntaron a un gimnasio de pesas. No me gustó. Al lado había uno de boxeo. Probé y me enamoró desde el primer momento”.

Bocas Junior quiere llegar a París 2024 para representar a su país. Foto: Instagram.


Bocas Junior quiere llegar a París 2024 para representar a su país. Foto: Instagram.

Sin embargo, la vida se hizo cada vez más dura: “No tenía para comer. El entrenador de allí me dijo que si quería entrenar en serio debía ir todos los días. Acudía y antes de entrenar me daba dinero para comprarme un bocadillo y un jugo. Fue difícil. Finalmente encontré un trabajo de albañil. Era muy peligroso porque no tenía papeles y me podía meter en un lío pero por suerte no pasó nada”.

Poco después viajó a Madrid y, gracias a la ayuda de Cáritas, pudo comprarse todos los materiales necesarios para dedicarse de lleno al boxeo, entrenando en un gimnasio ubicado en el estadio del club Rayo Vallecano. Allí se metió en el ambiente y empezó a hacerse un nombre: en 2021 representó a Madrid en los Campeonatos de España y obtuvo una medalla de bronce; en 2023 volvió a presentarse en el mismo campeonato y su intención era redoblar la apuesta. La ciudad en la que se desarrolló el torneo fue Melilla y Bocas Junior logró coronarse como campeón: “Fui a la frontera para recordar de dónde vengo y los amigos que murieron allí sin cumplir su sueño”.

El padre de Bocas Junior era fanático de Boca y por eso le puso ese nombre. Foto: Instagram.


El padre de Bocas Junior era fanático de Boca y por eso le puso ese nombre. Foto: Instagram.

“Ahora vivo del boxeo. Entreno al 100% y puedo pagarme mi casa y mis gastos gracias a este deporte”, contó. Sin embargo, aún tiene muchos sueños por cumplir y París 2024 es uno. No pudo representar España, dado que no tiene la documentación pertinente, pero la Federación de Camerún se contactó con él: “Querían que representase a Camerún en el Campeonato Africano del mes de agosto. Pero al llegar descubrí que la selección tenía alguien en mi peso. No quise competir, le dejé la posibilidad al que estaba. No quería quitarle su chance”.

Pero su llave de ingreso a los Juegos Olímpicos es el torneo africano, que justamente se organizará en Camerún, y Bocas ya avisó: «El torneo africano se organiza en Camerún, lo que me permitió ver a todos los que serán mis rivales. Mi objetivo ahora mismo es ir a los Juegos”.

Mirá también