sábado, abril 13

Archivada la querella de Bendodo contra Amparo Rubiales por llamarle «judo nazi»

Actualizado

El juez considera que los polticos deben soportar unos lmites ms laxos de la crtica y no aprecia «incitacin al odio o a la violencia»

Amparo Rubiales, en una foto de archivo.EL MUNDO
  • Justicia Amparo Rubiales declara ante el juez acusada de un delito de odio por llamar «judo nazi» a Bendodo
  • Poltica El PP reclama el cese «inmediato» de la dirigente del PSOE que llam «judo nazi» a Bendodo

El juez que investigaba a la ex dirigente socialista Amparo Rubiales por un delito de odio tras calificar al coordinador general del PP, Elas Bendodo, de judo nazi, ha archivado la causa tras considerar, entre otras razones, que los polticos deben soportar unos lmites ms laxos de la crtica por su proyeccin pblica. Apunta tambin que, en la expresin utilizada por la ex presidenta del PSOE de Sevilla no se aprecia ninguna intencin de alentar una situacin de riesgo para el ofendido.

No se aprecia la existencia de esa incitacin al odio o a la violencia ni, consecuentemente, la presencia de un riesgo real, aun en el marco de un peligro potencial, para los bienes jurdicos protegidos, apunta el juez Miguel ngel Glvez Jimnez.

El Partido Popular present una querella contra Amparo Rubiales el pasado 8 de junio, cinco das despus de que en su cuenta de Twitter hiciera una alusin a Elas Bendodo afirmando que el suyo era el discurso de un judo nazi. Previamente, Bendodo haba llamado tramposo a Pedro Snchez por convocar las elecciones generales un 23 de julio.

Aquellas palabras de Rubiales suscitaron un rechazo grande tanto de dirigentes del PP como entre los propios socialistas, que consideraron inaceptables las palabras de la que era en ese momento presidenta del PSOE de Sevilla. La direccin del PSOE de Sevilla se desvincula totalmente de las declaraciones que ha realizado a ttulo personal en sus redes sociales la socialista Amparo Rubiales. La direccin del partido considera absolutamente rechazables esas declaraciones y ha pedido una rectificacin a Amparo Rubiales, sealaba en un comunicado.

Ante el revuelo organizado, la propia Rubiales realiz un amago de rectificacin que, en realidad, insista en la ofensa, retirando lo de judo pero insistiendo en lo de nazi. El 23 de junio, el propio Elas Bendodo se present como acusacin particular en la causa.

Das despus, Amparo Rubiales se vio obligada a dimitir como presidenta del PSOE de Sevilla ante su negativa a pedir disculpas y la desautorizacin de su partido.

El juez considera que si bien es cierto que el derecho a la libertad de expresin no es absoluto, las manifestaciones de la querellada no pueden ser calificadas, ni por su contenido ni por el contexto temporal en que se realizan, como expresiones indudablemente ultrajantes u ofensivas. Adems, el juez tiene en cuenta el mbito poltico en el que esas expresiones se producen y que se limitan a dos escuetas publicaciones de carcter aislado. Los lmites permisibles de la crtica son ms amplios si sta se refiere a personas que, por dedicarse a actividades polticas, estn expuestas a un ms riguroso control de sus actividades y manifestaciones que si se tratase de simples particulares sin proyeccin pblica alguna, aade.

Elas Bendodo expres este mircoles su respeto absoluto a la decisin judicial pero no aclar si recurrir la resolucin o dar por zanjado el asunto.